jueves, 19 de noviembre de 2009

ALELLA: BATASUNIZACIÓN DE LAS BANDERAS MUNICIPALES




Es conocida la práctica del alcalde republicano de Alella, con el apoyo del PSC, de incumplir reiteradamente la Ley 39/1981, de 28 de octubre, que regula el uso de la bandera de España y de otras banderas y enseñas. El Ayuntamiento de Alella ha tenido que ver ondeando en sus mástiles la bandera de la Segunda República y la bandera de los radicales separatistas en todas aquellas ocasiones que al equipo de gobierno municipal de ERC-LG y PSC le ha parecido conveniente vulnerar la ley. Desde el Partido Popular hemos insistido en la infracción legal de esas conductas, además de la desfachatez moral y sectaria de usurpar el edificio consistorial o el cargo institucional de alcalde para hacer apología de ideologías ilegales y anticonstitucionales. Hemos requerido al alcalde para que no ejecutara los acuerdos ilegales adoptados en Junta de Gobierno con la complicidad del regidor socialista Serés. Hemos formulado la correspondiente denuncia ante la Policía Local de Alella que sabemos no ha sido tramitada a los Juzgados de Guardia de Mataró, infringiendo nuevamente la ley.
Desde el pasado 11 de septiembre, fecha en la que volvió a infringirse la ley al ser sustraída la bandera nacional por el equipo de gobierno de ERC-LG y PSC, cuando fue de nuevo restituida a su lugar de homenaje fue colocada de forma que el escudo nacional quedaba invertido. En sectores radicales independentistas el colocar los sellos de correos con la imagen del Rey de España invertido o las banderas invertidas tiene una significación subversiva al pretender el derrocamiento de la Corona o la secesión de una parte del territorio nacional de España. Pese a la advertencia que este regidor popular le hizo de forma verbal al alcalde republicano apenas unos días después de la colocación de esa forma injuriosa de la enseña nacional, el Ayuntamiento no ha subsanado la situación permaneciendo en la misma situación ilegal e injuriosa. Tras nuevos requerimientos verbales no atendidos, he presentado una instancia por registro solicitando que se revierta la situación ilegal y se restaure la legalidad en la colocación de la enseña nacional. Han transcurrido ya varios días y no se ha atendio nuestra petición. De mantenerse unos días más la batasunización de las banderas municipales nos veremos obligados a formular la correspondiente denuncial penal ante el Juzgado de Guardia de Mataró. Las denuncias contra el alcalde o el equipo de gobierno formuladas ante la Policia Local de Alella sabemos que no son tramitadas. No es la primera vez de la utilización política de la Policía Local. Recuerdo que hace unos meses, cuando desde el Partido Popular y CiU solicitamos la dimisión del regidor socialista de Gobernación ante la adjudicación y la instalación ilegal de una cámara de control semafórico que finalmente tuvo que ser retirada, el propio regidor socialista amenazó con enviar a los agentes a multar a mis propios vecinos, como finalmente ocurrió.
Junto a la enseña nacional la bandera de Alella también ha sido colocada con su escudo invertido y también hemos solicitado la subsanación. La ofensa a los vecinos de Alella llevó incluso a sustraer la propia bandera del municipio durante las fiestas patronales de Sant Feliu para ser sustiuidas todas las banderas por la bandera separatista.
Lamentable la batasunización que hace del Ayuntamiento ERC con el apoyo del PSOE-PSC.

2 comentarios:

Javier Berzosa dijo...

Como sea que mi petición de reposición legal de las banderas estaba siendo desatendida y para evitar verme en la obligación de formular la oportuna denuncia penal ante el Juzgado de Mataró, ayer, aprovechando la celebración de una Comisión Informativa que se realiza en el Salón de Plenos desde el que se accede al balcón en el que se encuentran las banderas, y en presencia de algunos compañeros regidores de ERC-LG y CiU, decidí arriar yo mismo la enseña nacional y colocarla tal y como establece la llamada Ley de Banderas. Mi sorpresa se produjo una vez izada la bandera de España de forma correcta y cuando procedía a arriar la bandera de Alella al comprobar que ésta si había sido previamente colocada bien. Es decir, por parte del alcalde se había procedido a restituir a su posición correcta la bandera local de Alella y se había seguido dejando la bandera nacional de España en la forma insultante e injuriosa ya descrita. ¿Sectarismo? Sin duda alguna.

Apañó dijo...

Está claro que no respetarán la bandera con la corona del Bobón.
Échale cojones e iza una bandera española comme il faut, es decir, con la gloriosa águila de San Juan.
Estos rojeras apátridas nunca han entendido ni entenderán otras "dialécticas" que no sean las de los puños y pistolas...

Saludos y ¡Arriba España!